Tus inciensos y mantras no servirán de mucho

Hacé click acá para escuchar este artículo en el podcast.

Me encontré recientemente una frase de automotivación que me dejó pensando.

Verás, no soy alguien muy místico. Lo diré con respeto, pero me parece inútil ir por la vida soñando y manifestando sueños, invocando vibras universales y tener frases e inciensos que alejen a los negativos y tóxicos que se acercan a nuestra vida. También veo un poco infantiles algunas actitudes cercanas a la victimización o a invocar una “envidia ajena” que probablemente no sea otra cosa más que nuestra imaginación inventando alguna justificación o pretexto.

Podés colgar frases motivacionales y tener tu lista de deseos en un lugar visible, pero si no te ponés en acción, se quedarán en eso solamente.

Fuente: eurodiaconia.org

Hey, tampoco los extremos. Yo he pasado por ahí. Solamente lo del incienso no, por mis alergias, pero también tengo mis sueños, guardo algunas fotos de lugares interesantes y hasta alguna vez me creí muy especial y que le daba envidia a alguien más.

Hoy no lo hago, porque no le veo la utilidad y tampoco tengo el tiempo para hacerlo. Trato de estar enfocado en lo mío.

Y me parece que los líderes o quienes queremos serlo, debemos vivir así: enfocados.

Los mantras, las candelas con incienso y las manifestaciones armoniosas están muy bien pero pero sin acción, sin movimiento, sin ejecución no servirán de nada. Pasan a ser distractores o a ocupar el lugar del objetivo. Podríamos pensar que ya lo logramos solo con ‘manifestarlo’.    

Y aquí voy a la frase, que no creás que la había olvidado: «Si no te mirás a vos mismo y pensás: ‘Vaya, qué estúpido fui hace un año’, entonces no debés haber aprendido mucho en el último año». (Ray Dalio).

Aparte de estar más viejillos –al menos yo-, ¿qué cosas has hecho en los últimos doce meses que te permitieron crecer y ser mejor que hace un año?

Por eso es que no soy tan místico ni de líneas de pensamiento así, porque por sí solas no van a lograr mejorarme. Lo que me mejora es ponerme en acción y realizar las cosas. Aunque me equivoque, si. Eso no importa.

Fuente: conversisconsulting.com

La clave, por supuesto, es creer en vos misma/o. Pero de ello hablaremos el próximo artículo.

Reitero mi pregunta anterior para que reflexionés y, si tenés un tiempo, podés escribirme y contármelo: ¿qué cosas has hecho en los últimos doce meses que te permitieron crecer y ser mejor que hace un año?

Acá en estos links podrás escuchar este artículo en mi podcastrevisar y adquirir mis publicaciones y suscribirte a mi boletín semanal con reflexiones sobre liderazgo y desarrollo profesional.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s